miércoles, 11 de marzo de 2009

¡¡SON MECÁNICOS!!


Hoy he descubierto,por el método científico de la observación directa,que mis alumnos no funcionan con pilas, ni corriente eléctrica,ni siquiera con gas butano,¡¡SON MECÁNICOS!!.
La cosa fué cuando les mandé abrir el libro de lingua galega por una página y les dije que iba a hacer control de lectura.

No es que necesite comprobar que leen,que ya lo sé.Muchos de ellos,con once años,se han leído ya todos los harry potter, las memorias de Idhún, incluso algo de Edgard Alan Poe y hasta hay uno que ha leído partes del Quijote.Se meriendan por término medio un libro por semana y hasta he tenido,más de una vez, que recordarles que solo pueden llevarse tres libros de una atacada.Así que doy fé de que más que leer, devoran como termitas.

La auténtica razón,aunque ellos no lo supieran, es que durante el primer trimestre,todas las anotaciones que iba haciendo sobre ellos,estaban más o menos organizadas en el ordenador, hasta que un día,en un traspaso de archivos,se me perdió la mitad y trás jurar en galego, español y francés,que son los idiomas que domino a la perfección decidí que algunas cosas, son mejor "a mano" y me hice una libreta a medida con la fichita de cada uno, incorporando foto,y unas columnas muy bien colocaditas para rellenar de modo minucioso con mis apreciaciones sobre su marcha académica, y quería estrenarla con mi Lapiz staedtler Noris Nº2 nuevo y afilado de fábrica.

Cuando hay lectura, el silencio en clase es religioso y sobre todo si la cosa va para nota así que si uno miraba por encima de las mesas veía los libros abiertos, los brazos cruzados en espera de su turno y ni una mosca moviéndose.

Pero de pronto eché un vistazo a la zona de debajo de las mesas y ví,alucinada,como tanto la que estaba leyendo en ese momento como el resto de la clase,se agitaba en un movimiento silencioso de las piernas que,como si les hubieran pasado un encuadernador de esos por las rodillas perfectamente alineadas,mantenía a un ritmo aceleradísimo, un vaivén tijera que era para dejar de respirar.

Mi cerebro empezó a gestionar toda una información remezclada con sensaciones e imágenes de películas de ciencia-ficción, "Manostijeras" y todos aquellos artilugios mecánicos que sonaban con aquella música misteriosa de fondo,autómatas al más puro estilo de Ruíz Zafón en "las luces de septiembre"...perfectamente articulados,muevo piernas, leo, muevo piernas, leo, muevo piernas, leo...

Supongo que mi expresión era un libro abierto y mis alumnos siguieron la pista de mis ojos, porque en cuanto di por terminada la lectura de su compañera,rompieron a reír a carcajadas mirándose los pies unos a otros.
Entonces no pude por menos que reírme con ellos y exclamar ¡¡pero si sois mecánicos! ¡¡vais a pedales!!

Y en medio de las risas, sus miradas risueñas y picaronas y el control de lectura tirado por las pozas, lo siguiente que escuché fue...¡¡profe, o timbreeeeeeeeeee!!
Ains señor...como no voy a quererlos?

6 comentarios:

No_Va dijo...

no podia pasarme por alto.el leer tu entrada.se palpa se siete y se te nota como adoras a tus ¡¡ Mecanicos !!pero tengo que decir en honor a la verdad que no me sorprende.por que tu eres todo amor niña. felicidades

Case_ dijo...

¡Inestimable descubrimiento el de la mecanicidad infantil para la ciencia moderna!
Es por ello que me permitiré una serie de discrepancias concernientes a la metodología utilizada para llegar a tan explosiva conclusion.
La primera es la del método en si, dado que la simple Observación es más propia de ingenieros y/o otras ramas mas especulativas y aproximativas que de la ciencia EN SI que diria el mismisimo KANT.
Porque vamos a ver, eso de que los renacuajos lean a Poe y el Quijote no cuela. ¿De que viven Sony y Nintendo? Y de Harry Potter seguro que se han visto las pelis: la prueba definitiva sería que les preguntasemos sobre el ultimo libro, que como no se den prisa, al 'prota' van a tener que montarlo en aspiradora para jugar al quidditch, de mayor que va ya.
Referente al movimiento pernil, se me ocurre preguntarme si las piernas van en fase. O al menos si las mueven siguiendo una pauta predecible. ¿Acaso se usan como ventilación, como los elefantes las orejas? ¿No indica una conexión neuronal ojo-abductores sin duda reflejo del esfuerzo en la lectura? ¿Acaso tienen un futuro como bateristas de grupo heavy si pueden mover las piernas independientemente de los movimientos del tronco y brazos? Creo Calenda que tu analisis basado en la observación de un fenómeno cuasi caótico y de naturaleza sin duda fractal en las inmaduras CPUS de carbono de tus cachorros humanos está velado por el excesivo cariño y devoción que les profesas, impropio de una profe, a la que no dudo en recomendar una atenta traducción y análisis de un cásico tema de Pink Floyd: El Muro. ¿Seguirás asumiendo el riesgo de fabricar seres humanos, cargados de emociones, respeto y sensibilidad o por fin te doblegarás a fabricar los ladrillos para el Muro que la sociedad actual demanda?
Risas, miradas,libros y personas... ¡Que peligro!

Eulogio dijo...

¿O sea que son mecánicos?... ya me parecía a mi.

Un placer leer este post.

Antonio E. Zafra dijo...

Soy de la cuadrilla de ellos. Mis piernas, cuando me enfrento a la lectura o la espera en cualquier lugar, aduieren vida propia y se convierten también en ágiles saltarinas jejeje

El baile de San Bito se apodera de mi...incluso ahora juas.

senovilla dijo...

Cuando los veo jugar con la Play a los monster parece que son ellos los bichos, mueven piernas y manos al unísono.

Saludos Cordiales

Yandros dijo...

Hola gracias por pasarte por el blog!
Los relatos futuristas no suelen ser muy bien acogidos, no sé si por miedo, vértigo hacia lo desconocido o porque la gente piensa que un relato futurista es una guerra con espadas láser.
Me gustó esta entrada porque no sabía que los niños de hoy leyeran tanto (¿son especiales?). Yo en mi época, sin consolas ni 20 canales de televisión, sin sms ni dvds ya era raro por leer a Isaac Asimov o Louise Cooper.
Confieso que acabo de leer Memorias de Idhún (los 3 libros) y lo que comenzó siendo un relato adolescentil temrinó siendo un universo muy bien engranado, con una buena historia en el que no el malo es del todo malo y viceversa. Por eso me gustó. El equilibrio es importante.
Un saludo, puedes leer los dos siguientes relatos al "pasado palpable" en el apartado de "Relatos del futuro" del blog.