domingo, 22 de marzo de 2009

¡¡ANGELITOS!!


Del mismo modo que cuando una servidora, como profe, al empezar su andadura con un grupo de niños “nuevos”, tiene que evaluar su nivel académico antes de hacer una programación, detectar lagunas, diferencias de nivel, para partir de lo anterior y unificar, también es importante hacerse un pequeño perfil del grupo, de cómo los niños interactúan entre ellos y , en la medida de lo posible y cuanto antes, saber lo que pasa por las cabecitas de cada uno de ellos.


Uno de los recursos más eficaces en niños de cinco o seis años es invitarles a hacer un dibujo de su familia.

Con absoluta libertad de formas y colores el niño manifiesta, en medio de lo que podría parecer un dibujo simple e incluso tópico, el modo en que se sitúa en su entorno familiar.


Pocos de esos dibujos son anodinos y exentos de interés, incluso el que parece más “normal”, esconde “secretos”, solo hay que saber verlos.


No se trata de ejercer de Dan Brown ante la Última Cena de Leonardo Da Vinci, y dejar volar la imaginación, presumiendo dramas y conspiraciones, basta con ser intuitiva y fijarse en algunos detalles.


La posición de los miembros de la familia con respecto a él, la distancia con respecto a su madre, su padre, sus hermanos, sus abuelos.


El nacimiento de un hermanito se refleja habitualmente en un dibujo en el que este aparece en brazos de la madre, desplazando a nuestro niño, en el dibujo, hacia su padre o sus abuelos, a veces incluso fuera del espacio, lo que es más dramático.


También es importante el tamaño de las figuras, en la medida en que una de ellas destaca por grande o pequeña con respecto a las demás,y es directamente proporcional a la importancia que ese miembro de la familia tiene para él.


El color que aplica a las figuras es MUY significativo. Los colores brillantes, sobre todo el rojo, indican sentimientos de amor y hasta pasión hacia alguien, los negros, oscuros y pardos, indican sentimientos negativos.


Es significativo también el hecho de que los personajes tengan rostro y lo que manifiestan a través de este, aclaro que en este punto hay que excluir que algunos niños tengan un nivel de dibujo básico y no incorporen detalles, lo significativo sería que unos tuvieran cara y otros no, informándonos en este caso, de con quien se comunica y de con quien no.


Algunos rostros expresan una mueca de amargura o indiferencia, otros, en cambio, muestran una sonrisa amplia y muy significativa. También es interesante observar la dirección de las miradas y el modo en que cada uno “se lleva”con los demás y con nuestro protagonista.


Otros rasgos físicos también son apreciables, brazos abiertos (abrazos), manos grandes y amenazadoras (……),ausencia de manos (ausencia de contacto físico).


El resto de los detalles hay que observarlos en la medida en que llaman la atención, un padre alejado del grupo,(trabajando lejos quizás?), una figura parental no situada sobre la línea del suelo,(quizás el niño lo perciba como…inestable ).


Y dicho todo esto, solo me queda añadir que cualquier interpretación que hagamos sobre lo que vemos en un dibujo infantil, ha de ser calibrada con muchísima precaución, entendiendo que algunas cosas que “vemos”, no siempre “suceden” sino que son el modo en como el niño las ve , las percibe y las siente.


A partir de ahí, hay que seguir observando, a través de una comunicación cercana y sincera con el niño y su familia, y contrastando, confirmando o descartando lo que nuestra intuición ha interpretado bien o mal.


Sé que , si alguno de vosotros tiene un hijo de esta edad, estará pensando en ponerle un papel y unas pinturas en la mano. No temais hacerlo, seguro que saldreis bien parados y de todos modos, no olvideis que a veces, los niños tienen su modo particular de interpretar la realidad.


Para muestra el dibujo de la portada que nos deja claro hasta que punto las apariencias engañan jajajaja.



6 comentarios:

Yandros dijo...

Chica, que cuidado hay que tener con los niños jajaj el dibujo es la leche, pobre madre jajajaj
Un saludo!

ALCoYaNa dijo...

Ese dibujo es genial. Menudo susto se llevaria la madre jajajaaja

dixie dijo...

Resulta sorprendente la cantidad de información que una pintura, por rudimentaria que sea, puede arrojar a los demás de nosotros mismos. Este comentario no es aplicable solamente a los niños, sino a cualquier persona "adulta". Véase el caso por ejemplo de Van Gogh. Todos y cada uno de nosotros tenemos una particular forma de apreciar la realidad y cuando pintamos algo no hacemos más que plasmar parte de esa forma de ver la realidad.
"De nada sirven los ojos a un cerebro ciego"

Aspective dijo...

¡¡Que bueno, que bueno!!
Y que interesante.
Evidentemente en cuanto vuelva mi hijo del colegio esta tarde (va a cumplir 5 años en quince días) le pido que por favor haga un dibujo de nosotros... a ver que sale.
Lo intentaré interpretar de acuerdo a tu "manual" je je
Muchas gracias
Un abrazo

Opaito dijo...

Los niños tienen una imaginación grandiosa y el texto explicando lo que no representa el dibujo grandioso, jajaja

Un beso

Graciela dijo...

Tesoro es magnífico el dibujo!!!...he puesto mi mirada, sí está la pala jajaja.