martes, 17 de febrero de 2009

YO TAMBIEN TENGO UNA QUEJA

Hace semanas que lo tenía pendiente, desde la entrada del Cabreado en mi blog sobre los maestros y hoy, visitando el blog de Manoliño y leyendo su entrada sobre lo mucho que se sufre en el curro, me he dicho…o lo suelto ahora o callo para siempre.


Mi trabajo es seguro y no estoy expuesta a riesgos de regulación de empleo ni a irme al paro, pero señores… a que precio…


A eso de las nueve, cuando todos aun duermen, tengo que levantarme (madrugón de poner las calles que diría mi amigo Íceman) y tras arrastrarme hasta la ducha, desayunar y ponerme guapa, salgo a las diez menos veinte de casa porque tengo por delante la friolera de diez minutos de viaje hasta el cole.


Al llegar, mis alumnos aprovechan mientras aparco ante el patio para mover el culo al ritmo del chunda chunda que traspasa las ventanillas cerradas de mi coche y me hacen gestitos con las manos según les parezca la canción que suena,(algunos incluso me enseñan su pendriver amenazando con llevársela en cuanto puedan poner las manos sobre el pc de mi aula, reserva musical del occidente, primera planta, derecha,con derecho a robo o préstamo),¡si es que son unos aprovechados!


Cuando entro en el aula, los encuentro sentados, con el trabajo de casa hecho y esperando, incluso si me retraso hablando por el pasillo con algún compañero, pero conste que ha costado que entiendan el “concepto” de “bisbisear” o sea, hablar como en misa para no generar ruído que moleste a las aulas vecinas. Y es que yo pido poco, tan solo que no griten y no corran por el interior del cole, que para eso ya está el patio y a cambio, les dejo que hablen todo lo que les de la gana, a ver si se acostumbran a hablar más y a pegarse menos.


Mi aula es la “peor” amueblada del cole, que por no ser espabilada me han endilgado las mesas grandes del laboratorio cuando este se convirtió en aula de audición y lenguaje, y un montón de estanterías que no tenían donde colocar, con lo cual, mis niños tienen, en vez de pupitre, mesa de ejecutivo y tal como están sentados, en dos grandes bloques, parecen, más que alumnos, una reunión de creativos.(solo falta la canasta de baloncesto en la esquina del aula , aunque de tirar las bolas de papel en la caja del reciclado ya nos encargamos de vez en cuando).


Solamente cuando pido su atención para explicarles algo nuevo, se giran y me miran a mi y lo hacen con auténtica devoción porque saben que en cinco minutos podrán aprender algo que les llevaría de otro modo horas, que les daré algún truquillo que les haga facil lo que normalmente es dificil y que siempre meteré algún chiste, de esos que yo llamo, educativos, para relajar el ambiente después del esfuerzo. (el mío, claro).


Mis alumnos son un poco masokas, cuanto más tralla les meto, más me piden. Cuando pregunto si alguien ha tenido problemas para hacer los deberes, siempre hay alguno que levanta la mano y me pide que lo saque al encerado y que lo “machaque” un poco con lo que no acaba de salirle y por si fuera poco, después de la sesión de “quemado”, hasta me da las gracias y se vuelve a su mesa dando saltos de contento y diciendo ¡ya me saleeeee!.


Cuando toca trabajar en silencio, me dejan que les ponga música y no protestan cuando, en vez de meterles música clásica,que sería lo propio en una profesora seria y responsable, les pongo Lez Zeppelin, Belanova, Dulce pontes o los Within Temtation. Eso si, para compensarles hago la vista gorda si les veo mover los pies al ritmo mientras hacen las cuentas o cuando escuchando el Bohemian rapsody de Queen, hacen un parón en el trabajo para cantar a coro el ¡MAMAAAAAAAA UHHHHHH!

En el resto de las aulas nadie pone música, ¿para qué? Ya me encargo yo de que se oiga en todo el cole y hasta ahora nadie se ha quejado por más que pregunto, será que me consienten jeje.


Un día a la semana me toca guardia de recreo y también he de ocuparme de hacer entrar las filas, con lo cual ese día no me libro de escuchar unas cien veces “hola profe”, algunos incluso añaden con ojitos brillantes como si una servidora fuera una estrella del rock.. ¡profeee ayer te vi en el Mercadonaaaaaa!.

La guardia de recreo me permite acortar distancias con los que no tengo como alumnos y es que no hay nada mas íntimo que compartir betadine y tiritas con un alumno roto por la rodilla y aprovechar para hacerle un mimo y prometerle que, aunque el betadine pique, me encargaré de que todo el cole sepa que es un valiente que ha aguantado con un par. Si es que con tan poca cosa son felices…


Mi corcho y mi bolso están llenos de asquerosos dibujitos de flores que los peques de otros cursos me hacen cuando, faltando un compañero, le sustituyo por una hora y es que como se me da bien eso de fuchicar con pinturas y guarrerías de plástica, cuando entro por la puerta del aula, me reciben con aplausos saboreando de antemano una hora de rascarse la barriga dibujando, lo dicho, son unos aprovechados, y encima en los días siguientes me acosan con papeluchos pintados de colores donde se lee a duras penas.. “Pofe te ciero.“(traduzco- profe te quiero). Vamos, un asco como podeis imaginar.


Los claustros, con los compañeros,eso es lo peor. Se hacen largos y como nos ponemos con el café, galletitas, gusanitos y gominolas de los cumples de los alumnos, entre pásame esa de fresa y acércame un bombón, al final se monta un remix de bromas,chicle,propuestas,debates,organización,informes de la inspección, novedades sobre la jornada única y demás zarandajas, que nos tiene empantanados siempre hasta las ocho de la tarde, y eso porque alguno mira de pronto el reloj y suelta un ¡coñoooo que tarde es!, ¿quedan muchos puntos más? Y la dire le responde..-.hace media hora que ya hemos terminado el claustro, y entonces salimos todos pitando. Alguna vez, a los nuevos, tras el primer claustro, hemos tenido que aplicarles terapia de “susto”, no es el primero que alucina pensando que discutimos y todo.


En fin, que no os cuento más penas, que podría, porque compartir el sufrimiento con los amigos tiene un límite y no quiero abusar, pero que sepais que mi trabajo es lo más dificil, duro y penoso uno pueda imaginarse.

Un día de estos me voy a plantar y a exigir un complemento por profesion de alto riesgo, con agravante de estrés y desgaste físico y psicológico,(desde la ventana de mi aula veo romper las olas de la playa de As Furnas y eso desconcentra,oigan), a pedir más vacaciones y la jubilación anticipada y … mientras tanto, no me queda otra que resignarme y ponerle una velita a San Herodes, patrón de los maestros para que me ayude a sobrellevar esto con dignidad.


No me compadezcais eh? Nada de mariconadas de apoyo y demás, ya me las iré apañando para sobrevivir y si un día tengo un arrebato, despertadores hay más en las tiendas, y un desahogo así… eso no tiene precio.




19 comentarios:

gwendolin dijo...

Si es imposible no comentar nada de lo leído. Realmente tal y como lo relatas tienes un trabajo de lo más horrible ufffffff pobre calendiña ¿cómo puede soportar tanta cosa?
Ahora en serio me ha encantado leer lo que has escrito, ha sido como si la brisa de las furnas llenara el blog porque sinceramente, me has puesto los dientes largos de envidia porque disfrutar el día a día en el trabajo de uno es lo mejor que puede haber.
En fin que me encantaría ser alumna tuya ya que en unas pocas palabras has dado una lección de pedagogía que ojalá todos aplicaran

Muakkkkkkkkkkkkkkkk calenda y espero con ansía más comentarios sobre tu trabajo.

Case_ dijo...

Has conseguido hacerme sonreir y has despertrado mi mas profunda envidia: la sonrisa es por que sé que ni una sola de las lineas es fabulada. Realmente todo lo que cuentas es cierto y la envidia es de las sanas. Porque sé que disfrutas con tu trabajo y porque hubiera deseado que fueses profesora de mis hijos. Cada vez que un niño aprende un algoritmo, el respeto, aprende a vivir en la sociedad y a convivir con la diferencia, cada vez que nos dices en el canal que estas agotada... sabemos que solo es cansancio fisico. Que hoy se habran aprendido a recrear sin ayuda una tabla de conjugacion o el siempre "maldito" algoritmo de una raiz cuadrada, o que habran decorado con happys los techos del cole y que te dormiras con una enorme sonrisa: la sonrisa de tu "queja".

pofe... te ceremos

Case

No_Va dijo...

ainssssssss calenda.hubiese dao media vida pora que tu hubise sio mi profe.aun recuerdo de la mia el palmetazo en las manos e ir misa los domingos.que la muy jodia nos tenia a toda la clase fichao..ains ahora si me gustaria ser una galleguita de nacimiento.y no adoptada. mil besos encanto. y por favor nada de agobios en el cole ehn ?

Opaito dijo...

Te odio

m4n010 dijo...

te digo lo mismo que opaito, te odio, pero sólo un poquito.

Aspective dijo...

Yo también te odio un poquito.
Y tyambién hubiera querido tener profes como tú.
Y enhorabuena
Porque no es el trabajo. Es tu mirada, tu enfoque.
Seguro que alguien con el mismo trabajo exactamente podría quejarse de mil cosas, y denigrar ese trabajo.
Pero con los ojos que tu lo ves, los niños crecerán mejores y tu tienes una oprtunidad de ser feliz con su curro, cosa muy extraña y especial.
De nuevo enhorabuena. Me ha encantado leerte. Ha sido un soplo de brisa fresca y me has sacado una sonrisa...

Alijodos dijo...

nuestro trabajo y nuestras profesiones se impregnan de nuestra personalidad que es en definitiva los que nos ayuda a sobrevivir...y se de lo que te hablo que vengo de una familia de maestros...Un saludo candela y me alegra que lo lleves tan bien...

El Cabreado Enmascarado dijo...

Tiene cohone, encima lo dices quejandote. Si al final el post ese de "Opa yo no quiero ser maestro" sera mentira, tiene cohone.

Yo no te odio, pero ya no te quiero, ea.

Grrr ¡¡ay oma!!

Calenda dijo...

Si al final,esto me va a costar un disgusto juas
Pues na, que la próxima vez ni hablo.Pandilla de envidiosos y resentíos... si es que no me mereceis, anda queeeee!!

ALCoYaNa dijo...

Ainssssssssssssssss gustazo da encontrar gente que disfruta de lo que hace. Sigue haciendolo, tus niños te recordaran siempre por ello. Muackissssssssssssssssssssssss

el rey del regaliz dijo...

Ni caso....los demas somos unos pringados llenos de envida rebosando por las orejas, te lo has montado bien y punto.
Un abrazo

Aspective dijo...

Creo que este enlace puede ser de tu interés, ya que recoge la extraordinaria importancia de una buena enseñanza. Además es biográfico y ameno.

Calenda dijo...

Aspective, si te refieres a la Vaca Paca, me ha encantado y seguiré leyendo. Gracias y un besazo

Carlos Blázquez dijo...

Yo también quiero vivir en el mágico mundo de Oz. ¿Dónde se empadrona uno?

Calenda dijo...

Sigue el camino de baldosas amarillas Fosterillo y al llegar te encontrarás a ti mismo. Tu eres el auténtico Mago de Oz, si lo sabré yo...

Anónimo dijo...

Hola profe son xoana,a verdade profe escribes moito pero moi ben.
Saúdos,vemonos no colexo

xoana dijo...

profe oin que me responderas o comentario pero eu busco e non encontro bueno bicos

Calenda dijo...

Si Xoana, o que pasa é que che respondín na entrada na que me deixaches o teu aviso de que estabas enferma.A de QUE HE HECHO YO PARA MERECER ESTO, que está, si buscas no sidebar, na sección de angelitos y otros bichos.
Aproveito para deixarche un bico.
Ata o luns.

Anónimo dijo...

holla amigos su blog online es muy trabajado, ve tambien mi espaço en http://www.estrategiapropokerbonus.pokersemdeposito.com/ de dinero gratis para poker y escribe tu impresiones para canbiarmos links!
abrazo