sábado, 3 de enero de 2009

COMA UN IRMAU CHE FALO

Hoy he leído en el rincón de Opaíto el último comentario del Cabreado y me ha conmovido y me ha revuelto las entrañas.
He empezado a responderle y me he dado cuenta de que necesitaría más que una pequeña pizarra para expresar lo que siento con respecto a este asunto.
Soy gallega e hija de emigrantes en Cuba, será por eso, y por que durante muchos años los gallegos hemos sufrido la lacra de la emigración hasta el punto de ser dibujados con una maleta en la mano, que este tema me toca muy adentro.
No se quien es el responsable de lo que está pasando, pero es cierto, yo vivo en un pueblo pequeño donde la inmigración, por el momento, no se manifiesta como un problema, pero hace un par de meses, estando en Madrid me cayó el alma a los pies viendo tantas y tantas personas viviendo sobre cartones, durmiendo bajo sus cartones en plena puerta del sol, en una mañana festiva y llena de gente que entraba y salía de los centros comerciales. Un contrapunto esperpéntico de frivolidad y miseria con el best seller de su majestad la reina en todos los escaparates como fondo del hambre, pobreza , frustración y desilusión de quien ha venido, no lo olvidemos, como nosotros hicimos hace tiempo, buscando un trabajo digno y si acaso una vida nueva, "alen do mar", lejos de los suyos.(que respondería su majestad?)...
No se si la culpa la tiene Zapatero, o yoko ono. No pretendo levantar una lanza a favor de los gobiernos socialistas que han sido casi siempre generosos en temas de cobertura social, educación, salud, cosa que por otra parte ha levantado oleadas de críticas achacándoles por ello una pésima administración y un vivir por encima de nuestras posibilidades en aras del famoso “estado del bienestar”, dando gusto y satisfacción al electorado con viajes del Insersu para los jubilados y más cosas. Otros partidos han administrado igual de mal, pensando más en el crecimiento económico (a saber de quien) a costa de la reducción de ese “buen vivir” de sus ciudadanos… en fin, que desde que pasé de ser una militante activa en el mundo de la política a no creerme nada de lo que leo sobre el tema, prefiero no entrar en análisis porque no me interesa y además he perdido la práctica y la dialéctica que en otros tiempos manejaba , modestia aparte, muy bien.
Si el mundo fuera el lugar que debería ser, nadie tendría que irse de “acogido” a ningún otro país, revolviendo y poniendo a este último en una situación límite por su ausencia de infraestructura y capacidad para ello.
El mundo es un lugar imperfecto, un río revuelto, donde los que saben pescar pescan y los que no, tienen que conformarse con comer el pescado que los primeros tiran a la basura. Podemos ver y asumir situaciones inaceptables, inhumanas. Somos capaces de pasarnos una hora al día en un gimnasio quemando las calorías que nos sobran, mientras otros se mueren de hambre. Somos capaces incluso, en aras del arte y la cultura , de aceptar como normal que se paguen cifras millonarias por un cuadro, de asumir contratos millonarios a ciertas personas cuyo único valor es jugar bien al futbol o ser guapos. No es eso acaso inmoral?, no es una provocación a los que tienen que ver morir a sus hijos de hambre?.
No tengo entidad ni formación para dar soluciones, como han hecho algunos últimamente, tampoco me considero justificada en base a que algunas cosas no están en mi mano y que son otros los que han de resolverlas.
Solo puedo expresar , aquí o en la calle, que es el único lugar donde los de a pie ponemos los pies, mi repulsa por la mala distribución de la riqueza, por una sistema económico que organiza, legaliza y administra la desigualdad con mente fría y calculada.
Tampoco puedo pedir a Dios o a quien sea, algo que se que depende de mi y solo de mi.
Que la guerra, que la muerte, que el dolor, que la injusticia, que el hambre, NO ME SEA INDIFERENTE
Si alguno de vosotros es gallego, entenderá perfectamente lo que significa la canción que suena justo aquí abajo. Es un tema de Fuxan os Ventos sobre un poema de Celso Emilio Ferreiro.
Dicen los sociólogos que los gallegos tenemos una excesiva necesidad de tierra propia, casas con fuertes paredes de piedra, árboles de fuertes raíces que nos alejen del fantasmal recuerdo de la emigración. Quizás sea eso…y otras muchas cosas más lo que nos hace estar en deuda con aquellos que hoy recibimos.
FUXAN OS VENTOS-IRMAUS









IRMAUS
Camiñan ao meu rente moitos homes.
Non os coñezo. Sonme estranos.
Pero ti, que te alcontras alá lonxe,
máis alá dos desertos e dos lagos,
máis alá das sabanas e das illas,
coma un irmau che falo.
Se é túa a miña noite,
se choran os meus ollos o teu pranto,
se os nosos berros son igoales,
coma un irmau che falo.
Anque as nosas palabras sean distintas,
e ti negro e eu branco,
se temos semellantes as feridas,
coma un irmau che falo.
Por enriba de tódalas fronteiras,
por enriba de muros e valados,
se os nosos soños son igoales,
coma un irmau che falo.
Común temos a patria,
común a loita, ambos.
A miña mau che dou,
coma un irmau che falo.

caminan a mi lado muchos hombres,
no los conozco, me son extraños,
pero a ti, que te encuentras allá lejos,
más allá de desiertos y de lagos,
más allá de las sabanas y de las islas,
como a un hermano te hablo.
si es tuya mi noche,
si lloran tus ojos mi llanto,
si nuestros gritos son iguales,
como a un hermano te hablo.
aunque nuestras palabras sean distintas
y tu negro y yo blanco,
siendo semejantes nuestras heridas,
como a un hermano te hablo.
por encima de todas las fronteras,
por encima de muros y balados,
si nuestros sueños son iguales,
como a un hermano te hablo.
común tenemos la patria,
común la lucha, ambos,
mi mano te doy, mano de hermano
como a un hermano te hablo
(Celso Emilio Ferreiro, Longa noite de Pedra)

5 comentarios:

Case_ dijo...

Es ciertamente triste tener que coincidir contigo. Y es que en la actualidad ademas del impacto economico se suma el choque de civilizaciones. Las diferencias son tan brutales que muchos se juegan la vida, pero no a una carta fija de hallar un trabajo sino tan solo a la posibilidad incierta de alcanzar la costa de un pais que ven como una utopia. Arriesgan una vida que cada vez vale menos para caer en manos de mafias inhumanas de explotacion, de delincuencia o de explotacion sexual.
Solo podemos pedir que no se nos endurezca el corazon ni creamos a aquellos que dicen que nos quitan el pan de la boca. No es verdad.

Opaito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Opaito dijo...

Felicidades por el post, creo que efectivamente es un problema que no podemos dejar de pasar inadvertido y que debe siempre remover nuestras conciencias, al menos asi sabremos que existe y que necesita solución.
No culpo tampoco al gobierno de que ocurra, pero si es responsable de darle solución y no dejar que sean las entidades privadas quien lo arreglen. Esto es un problema social de carácter gubernamental, más que humanitario.

Un beso
Un beso

iván dijo...

Nadie tiene la culpa pero entre todos acabamos teniéndola. Y mientras el ser humano siga siendo egoísta las desigualdades seguirán existiendo.
Así seguirá el mundo: sin aportar verdaderas soluciones que no interesan a la parte más pequeña de sus habitantes. Y, paradójicamente, la más poderosa.

googler dijo...

I think I come to the right place, because for a long time do not see such a good thing the!
jordan shoes